Tour de L’Oisans (GR54) – análisis del material

Comentar nuestras impresiones, de primera mano, y analizar el rendimiento que ha dado el material que llevamos en nuestros viajes, nos parece interesante. En parte, porque nos hemos basado en las opiniones de los demás a la hora de elegir qué material compramos.

No vamos a analizarlo absolutamente todo pero, basándonos en las experiencias que tuvimos en ese primer viaje, si que vamos a destacar algunos de los elementos que en nuestra opinión, merecen ser comentados:

Tienda: vaude taurus II.

No podemos sino hablar maravillas de esta tienda. No solo es estéticamente muy bonita, de un color que se “camufla” bien en la mayoría de situaciones, sino que es de probada calidad. Totalmente impermeable, está catalogada como de tres estaciones, pero la columna de agua del suelo es lo suficiente como para poder montarse sobre nieve (aunque no nos hayamos visto necesitados de hacerlo). Traspira bien, aunque en circunstancias inadecuadas puede ser necesario dejar abierta una amplia abertura en la puerta para ventilar. Suficientemente espaciosa para dos personas allegadas (que se van a rozar si se mueven por la noche, ancho de 95 cm en los pies, 130 en la cabeza). Armazón muy rígido y resistente, si está bien montada aguanta lo que le echen. Eso si, también tiene algunos inconvenientes: pesa casi 3 kilos, ocupa bastante espacio una vez guardada, menos de un metro de alta, y el porche es algo escaso (90 cm de largo, pero con forma triangular…)

Colchoneta: trangoworld skin micro lite.

No está mal, pero hay opciones mejores. Nosotros la compramos porque parecía tener una relación peso/precio razonable. Sin embargo, pesa más de lo que dice internet. Supuestamente es autohinchable, pero todavía podríamos estar esperando a que se hinche del todo (aunque tengo entendido que eso es un mal endémico de este tipo de esterillas). Sin embargo, lo peor es que se pincha muy facilmente. Excesivamente. En este primer viaje, una de las dos aguantó bien, pero la otra empezó a dar problemas bien pronto. Puede haber sido mala suerte (solo salió mal el 50%…)

Zapatillas: salomon xa comp 5.

La marca es toda una referencia en el mundo de las zapatillas de trail running. Eso significa que resultan cómodas desde el minuto 0. Transpiran super bien. Para terrenos sencillos son estupendas, pero la suela se desgasta demasiado pronto, y en terreno más rocoso, sobre todo si hay roca suelta, echamos de menos más rigidez. Aunque en este primer viaje apenas nos dimos cuenta de eso…

power duo

Olla: optimus terra weekend.

Buenos materiales, peso razonable. Lleva un difusor de calor en el fondo que aparte de hacerla más voluminosa hace que sea mejor para cocinar, con un reparto de temparatura más estable. Sin embargo, para calentar agua (que es lo único que hacemos nosotros) eso no afecta demasiado. La tapadera se puede usar (en teoría) como pequeña sartén. Siempre nos ha hecho gracia imaginarnos friendo huevos de codorniz en ella para desayunar, pero en realidad nunca lo hemos hecho. No sabemos si se pega o no.

Menaje: orikasso set.

Un juego de menaje plegable: fácil de transportar (son planos), fácil de limpiar, y ligero. Es un puntazo. Incluye plato (que no hemos usado nunca), bol y taza. Cuesta cogerle el punto a cómo formar los elementos, pero una vez que aprendes sale automático. Lo seguimos usando desde entonces, es un “must”.

Mochilas: mammut heron/hera.

Esto fue una apuesta más o menos arriesgada, porque las pedimos a través de una tienda física sin habérnoslas probado (algo que todo el mundo, incluidos nosotros, recomiendamos NO hacer: hay que probarse bien una mochila antes de comprarla!!!). Sin embargo, una buena búsqueda de las características que nos interesaban, que tuvieran sistema de regulación de talla, recurrir a una marca de reconocido prestigio, y suponemos que algo de suerte hizo que fueran una compra maravillosa. No son las más ligeras del mercado (ni mucho menos) pero son supercómodas, distribuyen muy bien la carga, son resistentes, muy versátiles, tienen muchos detalles interesantes (seta amovible, portabastones, bolsillo para botella escamoteable, bolsillo en el cinturón lumbar, dos compartimentos diferenciados, compatible con sistema de hidratación… tienen de todo!). La única pega es el peso, pero con lo cómodas que son, y como sabemos que nos coge todo lo que solemos llevar de una manera confortable, pues no hemos cambiado.

Cortavientos: rab nimbus windtop/montane lite speed.

Maravilloso invento, este de los cortavientos. Ya lo abordaremos en detalle más adelante, pero son todo ventajas, y usarlos es amarlos. Los estrenamos en este viaje, y el rab ha sido un fijo, aunque el relevo viene de camino. A pesar de que esta como nuevo, pesa alrededor de 220 g, y ese peso, en este tipo de prendas, es “excesivo”. Ya no lo venden, pero el montane si, lo que habla de la calidad que tiene y del éxito que ha tenido esta prenda. Nos gustan con capucha, que abrigan más. Se secan en un suspiro, y puedes ir donde quieras con ellos, desde el valle al pico más alto, pasando por el bar…

Gorras: visor buff.

Una visera de neopreno unida a una gorra de tejido coolmax. Genial! Son ligeras, cómodas, plegables, se guardan en el bolsillo del pantalon, absorven el sudor, si las mojas te refrescan durante un buen rato, no cogen olor… encima son reversibles: doble glamour! También son un fijo en nuestros viajes…

si, somos nosotros...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.